Se acaba el verano, comienza el debate sobre la jornada laboral reducida

La propuesta de una jornada laboral reducida y flexible ha adquirido una nueva importancia a medida que la pandemia agudiza los problemas en torno al bienestar, la salud mental de los trabajadores y el equilibrio entre la vida laboral y personal.

Con la llegada de Septiembre vuelve a abrirse el debate de abandonarlo tras disfrutar de una jornada laboral reducida en verano. Desde Audilex vamos a afrontar dicha confrontación con los siguientes argumentos:

La jornada laboral reducida

Son muchos los países europeos que ya tratan de implementar una jornada reducida, Dinamarca o Suecia ya están comenzando a implementar medidas en esta dirección, como jornadas de seis horas, semanas laborales de 28 horas o de cuatro días.

Reducir la jornada tendría muchos beneficios tanto para el trabajador como para la empresa. No solo el alivio psicológico que esto supondría para los empleados, las empresas también ahorrarían costes de trabajo y es muy probable que incrementarán su productividad. Un espacio de trabajo relajado y seguro es crucial para asegurar la eficiencia.

En España ya hay empresas que han dado el primer paso para e implantado en los últimos meses la jornada laboral reducida o de cuatro días con resultados positivos. Incluso en algunas de ellas se ha producido aumento de contrataciones, además de la facturación como cuentan en la revista digital Emprendedores.

Sin embargo, el país está muy lejos de implantar la medida a nivel general, por diversos motivos. Uno de ellos, las peculiaridades del tejido empresarial español, como el paro estructural que vivimos debido a nuestra economía basada en un sector servicios muy estacional. Además, los expertos opinan que, aunque la economía acompañase, la semana laboral de cuatro días no es posible para todos los trabajos.

Otro problema es la necesidad de recuperar los niveles de productividad y competitividad previos a la pandemia. Estas razones indican que, la jornada laboral reducida está todavía muy lejos de convertirse en una realidad en nuestro país.

No obstante, hay muchas formas de aumentar la productividad entre los trabajadores y la jornada laboral reducida no es la única. ¿Qué opinas tú? ¿Piensas que puede ser factible llevarlo a cabo en tu empresa?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies