Cómo recurrir una sanción tributaria

Cometer errores tributarios durante el ejercicio de tu actividad suele suponer la llegada de  sanción tributaria. Dicha sanción puede salirnos realmente costosa si sumamos los gastos de recurrir y finalmente no se retira la sanción. Por ello, es importante estar informado antes de recurrir una sanción tributaria.

La infracción será leve cuando su valor no supere los 3.000 euros y no hayas intentado ocultar datos a Hacienda. En caso de que sí lo hubieras realizado, por ejemplo empleando facturas falsas, esta se consideraría grave. Cuando el tema implica acción explícita de fraude o se emplean medios ilegales, la acción se considera infracción muy grave.

Existen dos casos en los que se pueden recurrir este tipo de sanciones de la administración tributaria:

  • Cuando la sanción no se encuentra motivada: sanciones en las que no se incluye el motivo. En ocasiones, la Agencia Tributaria interpone una sanción sin que venga acompañada del motivo de la misma. Por ello, la persona sancionada tendrá grandes posibilidades de ganar el recurso.
  • Cuando existan discrepancias interpretativas: en ocasiones la Agencia Tributaria puede sancionar a pesar de no disponer de razón para ello. Para estos casos, lo más conveniente es recurrir a la legislación y jurisprudencia. En este caso será la justicia la encargada de decidir.

Debes saber que al presentar el recurso pierdes otras ventajas de pago de la sanción tributaria y no podrás optar al 25% de descuento por pronto pago,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies